La Cofradía al Mérito Vitivinícola de Chile celebro 30 años

En el valle de Valle de Casablanca, en Bodegas Re, se realizó la celebración de los 30 años de la Cofradía al Mérito Vitivinícola, el día 16 de diciembre quedó grabado en la memoria de los asistentes a este evento donde hubo reconocimientos, exquisita gastronomía y excelentes vinos.
En el año 1993 nace la Cofradía del Merito Vitivinícola de Chile, y tal como dice en su Acta de Fundación: “En consideración que en el  país  no existe una entidad más idónea para constituir un alto tribunal de honor y crecimiento que aquel integrado por quienes han alcanzado el honor al Mérito Vitivinícola, haber presidido la Asociación de Ingenieros Agrónomos enólogos, y haber obtenido el reconocimiento unánime del gremio por su capacidad profesional, se acuerda fundar esta Cofradía con el objetivo principal de cuidar la autenticidad, calidad e imagen del vino chileno.”

Es así que la visionaria y gran idea de los Ingenieros Agrónomos Enólogos  y Profesores Sres. Alejandro Hernandez Muñoz y Ruy Barbosa Popolizio se cristaliza y el día 30 de diciembre de 1993 se firma el acta de fundación por 20 profesionales destacados y reconocidos de la época. Carolina Arnelo, actual presidenta de la Cofradía en sus palabras dijo que “ Ya muchos de estos Cofrades Fundadores lamentablemente han partido, pero los recordamos con mucho cariño y respeto. Y vaya nuestro reconocimiento para los Cofrades Fundadores y que muchos nos acompañan hoy: Alejandro Hernández Presidente Emérito, Felipe de Solminihac Presidente Honorario, Emilio de Solminihac, Guillermo Machala, Arturo Lavín, Sergio Correa, Philippo Pszczolkowski, Mario Geisse y Jaime Ríos, un agradecimiento muy especial para ellos.

Nuestro reconocimiento también para el Presidente Honorario Sr Pablo Morande y el Past- President Yerko Moreno, quienes trabajaron arduamente por el buen desarrollo de nuestra Cofradía, y vaya un agradecimiento para todos quienes han formado parte de los Directorios, en los cargos de vicepresidencia, tesorería y secretaría y directores, por su importante y a veces silencioso trabajo.

Esta celebración aniversario no solo representa el tiempo transcurrido desde la fundación de la Cofradía, sino que también es un momento para reafirmar nuestro compromiso con la preservación de nuestra herencia vitivinícola. Es un recordatorio de la labor que realizamos diariamente para cuidar y mantener la autenticidad de nuestros vinos, respetando nuestras tradiciones, nuestro entorno y su gente”.

Fue una jornada maravillosa de mucha camaradería y sin duda un momento de orgullo para los fundadores presentes, al ver el trabajo de estos 30 años, fruto de la inspiración, esfuerzo y creatividad de los enólogos, viticultores, periodistas, ingenieros, empresarios y ejecutivos que conforman esta cofradía, en resumen lo que se celebró, es la amistad de 30 años caminando juntos por el prestigio y calidad del vino chileno.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *