¿Qué hay detrás de un abdomen hinchado?

Cuando cambiamos nuestra dieta de manera abrupta es normal que nuestro sistema digestivo se vea repercutido, por lo que hay que tener en cuenta algunos consejos para retomar nuestra alimentación cotidiana.

Luego de una celebración, una fiesta o simplemente un almuerzo familiar muchos hemos sentido distensión o hinchazón abdominal, y notamos que los pantalones, cinturones o camisas quedan más apretados y son más incómodos de llevar.

Pero ¿qué produce la hinchazón abdominal y qué tan normal es? Elizabeth Luna, nutricionista de Sodexo explica que “este malestar puede afectar de forma habitual a algunas personas sobre todo después de comer ciertos alimentos o pasar por alguna situación de estrés”.

Según la nutricionista hay una gran diferencia entre hinchazón e inflamación del abdomen, siendo la primera una sensación de estar inflado, pesado o lleno, puede acompañarse o no de distensión, esta puede ocurrir en cualquier momento del día, sin embargo, se acentúa cuando comemos ciertos tipos de alimentos o en una gran cantidad, que puede provocar muchas molestias, por lo tanto, el motivo de la hinchazón es el gas.

Por otra parte, la inflamación es un concepto medico conocido como un daño, causado principalmente por la intolerancia a ciertos alimentos y también otro tipo de enfermedades como colon irritable o alergia al gluten, algunas caracterizadas por ocasionar dolor abdominal y diarrea, lo que puede ser más grave. Lo importante es tener un diagnóstico correcto y frente a malestares permanentes acudir siempre a un especialista (Gastroenterólogo) para tratar la condición y/o enfermedad.

Es habitual que luego de las celebraciones de fiestas patrias o de las vacaciones hayamos consumido una mayor cantidad de alimentos ultraprocesados, como bebidas azucaradas, productos de bollería, embutidos, entre otros, lo que puede producir hinchazón y también una mayor retención de líquidos. “Cuando cambiamos nuestra dieta es normal que esto tenga repercusiones en nuestro sistema digestivo. Si acostumbras comer muchas frutas, verduras y tomar bastante agua, tendrás un adecuado tránsito intestinal, pero si comienzas a reducir su consumo y los reemplazas por alimentos procesados, alcohol o bebidas gaseosas, sentirás el abdomen abultado, cambiando completamente la digestión de tu cuerpo”.

“Dentro del amplio espectro de alimentos, incorporar poco a poco aquellos que son más beneficiosos para la salud, aumentando, por ejemplo, el consumo de frutas y verduras, 5 porciones mínimo, 2 frutas y 3 verduras al día es lo sugerido por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA)”. Sin embargo, en Chile sólo el 15,7% de la población cumple con esta recomendación.

Otro consejo de la nutricionista para reponernos ante cambios en nuestra dieta es consumir una mayor cantidad de agua, especialmente si consumiste más alcohol. “Aumentar el consumo de agua y disminuir el de bebidas con gas y alcohol. Una forma de lograrlo es tomar agua “saborizada”, es decir, agregar rodajas de naranja, limón, pepino e incluso menta o albahaca para realzar el sabor. Otra recomendación es beber un vaso de agua antes y después de cada comida principal, de esa forma asegurar la ingesta entre 6 a 8 vasos mínimo al día”.

“Consumir alimentos que aporten fibra a nuestra dieta, como cereales integrales (arroz, fideos) va a facilitar que nuestro sistema digestivo funcione de manera más saludable, dejando de lado los fiambres y las carnes”.

Finalmente, y no menos importante, si sufres de hinchazón de manera recurrente se recomienda dejar el sedentarismo, la práctica habitual de ejercicios ayudará a regular el tránsito intestinal y a eliminar las molestias digestivas.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *