En busca de los aromas de la flor del palto

Iniciativa apuesta por desarrollar atrayente artificial para manejar la polinización y mejorar cultivo en paltos. Se trata de una especie de bouquet floral sintético, que simula el aroma de la flor del palto y que será utilizado para atraer a insecto polinizadores silvestres, acción que permitirá mejorar incluso el cultivo del fruto en Chile. 

El desarrollo tecnológico consiste en la formulación de un atrayente artificial que se obtendrá al término de la iniciativa titulada “Desarrollo  de atrayente artificial como  insumo para  la implementación de  estrategia de manejo de la polinización en huertos de palto var. Hass de la región de Valparaíso”. El equipo técnico de este proyecto lo integra los doctores Jaime Martínez-Harms, director del proyecto; Aart Osman y Jan Heinrich Bergmann.

En palabras simples, explica el doctor Jaime Martínez-Harms, coordinador del proyecto, “lo que se va hacer es determinar la identidad química de los compuestos volátiles que conforman los aromas florales del palto. Para desarrollar este atrayente se identificarán los volátiles emitidos por flores del palto y se determinará la contribución de los diferentes compuestos en la atracción de insectos polinizadores silvestres”.

La polinización es definitivamente un tema que apasiona al Dr. Jaime Martínez, quien en la actualidad se desempeña como investigador del INIA La Cruz, desde donde impulsa iniciativas dirigidas al manejo de la polinización en ambientes agrícolas. Una de las líneas que desarrolla se relaciona con la polinización del palto. “El aroma de la flor del palto es una señal muy particular e intensa y creemos que estas fragancias son fundamentales en la polinización por insectos silvestres”, explica el especialista.

Se estima que en Chile existen cerca de 30 mil hectáreas plantadas con paltos, lo que significa que para suplir la demanda de polinización de este cultivo se requieren 300 mil colmenas, lo que representa más del 50% del total de colmenas existentes en nuestro país.

EL PORQUÉ

Desde FIA, el proyecto obtuvo su validación dado que la abeja de miel, Apis mellifera, es la especie más usada en el manejo de la polinización en ambientes agrícolas. Sin embargo, el declive a nivel mundial de sus poblaciones ha alertado sobre la necesidad de considerar alternativas que ayuden a asegurar estos servicios ecosistémicos. Diversos estudios han mostrado que el incremento de la diversidad de polinizadores silvestres y de su flora nativa asociada tendría un impacto positivo en el rendimiento de cultivos. Esto indica que el desarrollo de metodologías que permitan manejar los servicios prestados por polinizadores silvestres podría asegurar e incluso mejorar el rendimiento de cultivos en nuestro país. El palto es un cultivo altamente dependiente de la acción de polinizadores para formar frutos.

En la actualidad, la polinización de paltos se maneja mediante la incorporación de abejas melíferas en los huertos en una relación de 10 colmenas por hectárea. Se estima que en Chile existen cerca de 30 mil hectáreas plantadas con paltos, lo que significa que para suplir la demanda de polinización de este cultivo se requieren 300 mil colmenas, lo que representa más del 50% del total de colmenas existentes en nuestro país. En la actualidad, varias enfermedades afectan la salud de la abeja melífera en Chile, lo que ha derivado en una reducción en la producción apícola nacional comparable con la sufrida en otras partes del mundo. A esto se suma la evidencia que indica que las abejas no serían el polinizador más apropiado para el palto debido a características en su conducta de forrajeo y a que el néctar del palto sería poco atractivo para estos insectos.

 

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *