Antonio Walker: “La asociatividad es el camino para engrandecer a la agricultura familiar campesina”

Cuando el ministro de agricultura Antonio Walker asumió su cargo, revista Gentes fue el primer medio en entrevistarlo, en dependencias del Hotel Raíces. Hoy, a un año de su nombramiento, el ministro recuerda patente esa primera conversación con un medio y se da el tiempo para volver a dialogar con nosotros.

Ministro, ¿qué nos puede contar sobre su gestión en este tiempo y en qué se está enfocando?

– Transcurrido un año, hemos recorrido el país casi dos veces y somos el ministerio que más ha estado en regiones. Me encuentro muy contento y motivado, particularmente con la agricultura familiar campesina. Realmente me tiene con un desafío muy grande que es asociar esta agricultura, porque el 93% de los agricultores son pequeños, tienen menos de 2 hectáreas y tenemos que asociarlos mediante el cooperativismo moderno que estamos promoviendo o grupos de transferencia tecnológica y/o alianzas o encadenamientos productivos, pero este partido se gana en equipo.

Por lo tanto, al pequeño agricultor tenemos que hacerlo grande y para eso la asociatividad es clave y yo estoy seguro de que si logramos romper el individualismo de la agricultura chilena, asociando a los pequeños para que puedan procesar sus productos y exportar, le cambiaremos la cara al país. Lo hablaba con Miguel Torres y me reafirma que luego de escuchar mi discurso, me dice que es ese el camino y que en Europa hay muchos emprendedores agrícolas pequeños y lo que tenemos que hacer como ministerio de agricultura es romper el individualismo, recuperar las confianzas, buscar un sistema asociativo y ser productor, procesar y exportar.

Ministro, ¿lo más sensible para su ministerio es lo que pasa en Itata?

– Es lamentable lo que pasa ahí, un kilo de uva lo están pagando a $ 80 pesos, hay más de cuatro mil novecientos agricultores con una superficie promedio de 2,4 hectáreas y hay que buscarle una solución. Esto no es culpa del ministerio de agricultura, tengo mi conciencia muy tranquila y les digo que la única forma de salir adelante es a través de la asociatividad, solo así serán dueños de su propio destino.

Hoy degustamos un vino de la familia Torres y es de cepa país del valle del Itata y está realmente extraordinario, lo que nos demuestra que hay potencial y relato para salir de buena manera de esta situación. Repito solo a través de la asociatividad y con mucha humildad podremos sacar a Itata adelante.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *